viernes, 15 de abril de 2011

PROYECTO DE CORONA Y CORAZON TRASPASADO PARA NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED. HERMANDAD DEL NAZARENO. GRANADA


La Hermandad de Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Merced aprueba este proyecto de corona para su titular a finales del mes de octubre del pasado año 2010. Para su realización, tuve en cuenta las indicaciones de los hermanos, que deseaban dar cabida en la misma a una reliquia de Sta. Teresa de Jesús que poseía la Corporación, donada por la Comunidad carmelita del convento donde tienen su sede.

Para ello, diseño una corona más bien abierta, inspirándome, a la hora de darle un aspecto general, en el prototipo antequerano y la estética del S. XVIII, pero suavizándolo, dotándola de una ráfaga cortada en la unión de los imperiales, donde tiene cabida el relicario, que también posee un resplandor que tiene la función estética de completar la ráfaga. Este relicario  marca un eje en vertical, pues sobre él se asienta el orbe y la cruz. A la mitad de los imperiales, se sitúa un sol, cuyo centro, en plata, alberga una estrella. En el engarze de esos imperiales al canasto, se sitúan una serie de pequeños ramilletes de azucenas tambien en plata.


El canasto es mas bien bajo, y está inspirado (al igual que la parte baja de los imperiales) en una antigua corona de plata en su color, sin ráfaga, que posee esta imagen de la Merced. Sin demasiada profusión decorativa posee unos "pinjantes" con perlas engarzadas, y un aro que sirve de base al mismo cubierto de amatistas cuadradas y rectangulares. Va alternando continuamente el dorado con el plateado, para realzar las distintas zonas estructurales, y lleva un orbe de marfil sobre el que se asienta la cruz.

El encargado de su confección es el taller de Juan Borrero, "Orfebrería Triana", que ha realizado un magnífico trabajo en plata de ley. Es bendecida e impuesta a la imagen el Viernes de Dolores de este año 2011



Junto con la corona, es aprobado asimismo la confección de un corazón traspasado en plata de ley, para situar en el pecho de la imagen. Contempla el clásico simbolismo de la azucena, y está decorado con rocallas en la empuñadura del puñal y en la cenefa ornamental que rodea a dicho corazón. Como curiosidad, el puñal es extraíble, con lo que puede ser utilizado junto con el corazón o simplemente como puñal al uso. Fue realizado asimismo por Juan Borrero.